Caso Diana Quer: un divorcio mal resuelto con efectos indeseados

Estos casos de desaparición de personas suelen atraer mucho la atención de los medios y, aunque hay otros casos similares que están siendo investigados, la desaparición en Galicia de la madrileña Diana Quer está llenando muchas páginas a raíz de informaciones que poco tienen que ver, en principio con el hecho que da lugar a la cobertura mediática.

Diversos medios han aireado el divorcio de los padres de Diana y su hermana Valeria, Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel con todo lujo de detalles y dejando más interrogantes y suposiciones que respuestas. El divorcio de los padres no parece que se solucionase de forma amistosa y con el tiempo las relaciones empeoraron lo que parece haber ido afectando a las relaciones de ambas hijas con sus padres durante cuatro años de denuncias cruzadas entre estos. La atención y los medios desplegados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado son los mismos que en otros casos de la misma naturaleza, el elemento disruptor que ha puesto el caso, y a la familia, bajo la lupa del escrutinio público ha sido la actuación de los padres ante los periodistas.

La Vanguardia Diana Quer

La Vanguardia. Una Guerra con Diana equivocada.

Informa Mayka Navarro en el diario La Vanguardia, de que “los primeros días el caso avanzó con discreción, y al quinto los padres atendieron juntos a los medios de comunicación”. Según esta información las discusiones entre los padres se hicieron patentes rápidamente y cuando La Voz de Galicia avanzó que la titular del juzgado número 2 de Ribeira retiraba de manera provisional a la madre la custodia de Valeria, la hermana de Diana se desató “una guerra entre los progenitores que, por un momento, dejó en segundo plano la desaparición de Diana”.

Hace cuatro años que la pareja formada por este empresario madrileño del sector inmobiliario, que cuenta con un gran patrimonio familiar que hizo sospechar en las primeras horas de un posible secuestro por motivos económicos, y Diana López-Pinel se separa tras 20 años de matrimonio. Informa La Vanguardia de que “durante el proceso de divorcio el padre nunca solicitó la custodia de sus hijas. Y el juzgado de familia número 3 de Pozuelo de Alarcón, donde residen en Madrid, dictaminó el régimen de visitas, la pensión compensatoria y el importe mensual que el padre debía aportar por cada niña. Una cantidad nada despreciable, y acorde con su holgada situación económica”.

Los últimos cuatro años se han sucedido entre denuncias del padre contra su exmujer que han provocado que ambas hijas hayan tenido que declarar en múltiples ocasiones siendo el objeto de las disputas de sus progenitores. La madre presentó también hace dos años una denuncia contra su ex “por unos hechos ocurridos en la casa del padre cuando Diana aún era menor. Unos acontecimientos que enfriaron aún más la siempre tensa relación entre la mayor y su padre”. El padre intentó que se retirase la custodia de la hija pequeña a la madre en 2015 pero el juzgado de Pozuelo de Alarcón lo desestimó. No obstante desde la desaparición de Diana la relación entre su hermana y su madre se había ido deteriorando y Valeria ha sufrido un brote de depresión consecuencia de la situación. Tras ser internada en dos ocasiones en estos días, continua informando La Vanguardia, “el centro médico trasladó de oficio un informe al juzgado de Ribeira. La titular del número dos, de guardia ese día, supo que el parte médico se refería a la hermana menor de la joven desaparecida y cuya investigación dirige su compañera del juzgado número uno. La magistrada envió una citación a la madre para que acompañara a Valeria al juzgado para ser sometida a un examen del psiquiatra forense. […] El padre acompañó a Valeria y mientras era examinada por un psiquiatra forense en unas dependencias del juzgado, el hombre declaró tres horas y media ante la juez. Y contó lo que desveló horas después ante las cámaras de televisión: que su exmujer no protegía a sus hijas y que estas le enviaban con frecuencia mensajes de socorro. La juez no quiso perder tiempo y en ese instante, con el informe del forense detallando episodios de autolesión de la niña, retiró la custodia a la madre y se la entregó al padre”.

Todo lo ocurrido es el fruto de unas malas relaciones tras el divorcio aireadas ante los medios de comunicación, lo que ha complicado el caso para todos los familiares de Diana, además de hacer públicos detalles de la vida de una familia que normalmente la policía ha de investigar, como en cualquier otro caso de desaparición, pero que no suelen salir a la luz.

Actuall - Diana Quer

Actuall – Diana Quer: ¿Otra víctima de la Ley contra la Violencia de Género?

Nuevas informaciones en otros medios como Actuall (“Exclusiva / Diana Quer: ¿Otra víctima de la Ley contra la Violencia de Género?”) desvelan las idas y venidas de este divorcio en los juzgados que incluyen una denuncia archivada de la madre contra el padre por violencia de género y maltrato hacia sus hijas.

Desde Patón & Asociados velamos por el interés de los menores y tratamos de alcanzar acuerdos amistosos desde el principio para tratar de evitar problemas posteriores. Ahora mismo, sólo importa que pueda encontrarse a Diana Quer sana y salva, pero luego tanto los padres, como sus abogados y las instancias judiciales oportunas deberán resolver un proceso al que nada beneficia haber alcanzado estas cotas de exposición pública.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *