Claves para resolver un proceso de sustracción de menores

Padre_Hijo_SustraidoSegún datos del Ministerio de Justicia hechos públicos recientemente por el diario La Razón, en 2015 se tramitaron en España 132 solicitudes de retorno de menores ilegalmente retenidos por alguno de sus progenitores. Advertía el diario que el total de menores implicados en dichos casos ascendió a 171 al haber varios casos que afectaban a varios hermanos. Aunque la cifra de solicitudes sea algo más baja que en años anteriores (se cursaron 148 solicitudes en los dos años anteriores), sigue siendo el fiel reflejo de la angustiosa situación por la que han pasado más de un millar de padres desde 2005.

En despachos como Patón y Asociados tratamos de ayudar a esos padres en la recuperación de sus hijos, que muchas veces se encuentran en otros países o incluso en paradero desconocido.

El artículo 225 bis del Código Penal aborda los casos en los que uno de los progenitores sustraen a un hijo menor sin causa justificada para ello, estableciendo, de manera general, para los infractores penas de prisión de dos a cuatro años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años. Parecería que la ley da así respuesta suficiente para abordar estos casos pero quienes vemos este tipo de casos todas las semanas somos conscientes de que esto no es así.

De hecho, la redacción de dicho artículo sólo considera que hay delito en el caso de que haya de por medio una sentencia de divorcio entre los progenitores y de que se haya llevado al menor aquél a quien no corresponde la custodia del mismo. En Patón y Asociados abogamos por ofrecer un mayor grado de protección legal a los menores y pensamos que sería necesario ampliar el criterio a la hora de considerar qué es delito en los casos de sustracción de menores.

La principal preocupación de los padres es recuperar a sus hijos lo antes posible, un proceso que según el país en que se halle el menor, puede demorarse entre 6 meses y varios años. Nuestro consejo es contar con un servicio de asesoría legal experto en este tipo de casos y reportar el caso lo antes posible a la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional, dependiente del Ministerio de Justicia, que se encarga de presentar una solicitud de restitución al país donde está el menor en virtud del Convenio de La Haya de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores. A la solicitud habrán de acompañar toda la documentación que sirva para acreditar la infracción del derecho de guardia y custodia.

De esa forma se establece contacto con el progenitor que ha sustraído al menor y se comunica la situación al juzgado de familia de su jurisdicción para que inicie el procedimiento en caso de que tras una primera citación decida no restituir al menor.

sustraccion_menoresLa experiencia nos demuestra que en los casos de sustracciones de menores internacionales los procesos se alargan y es mucho más necesaria una presencia local para mantener en marcha el proceso y agilizar las gestiones. También desaconsejamos la utilización de determinadas agencias de recuperación de menores que utilizan medidas fuera de la legalidad vigente y que pueden dar lugar a infinidad de complicaciones de todo tipo.

En definitiva, los padres que desgraciadamente se vean en este tipo de situación han de hacer básicamente dos cosas: En primer lugar, buscar asesoría legal profesional. En segundo lugar rellenar y tramitar lo antes posible el formulario de solicitud de devolución ante la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia para poner en marcha el procedimiento de restitución del menor. Pero sobre todo han de tener presente que con paciencia y un buen asesoramiento estos casos tienen solución.

One thought on “Claves para resolver un proceso de sustracción de menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *