Cómo explicar a un niño que sus padres se divorcian

Una separación o divorcio es una situación dolorosa y de mucha presión en varios aspectos. Hoy vamos a centrarnos en el sufrimiento de los hijos –cuando los hay– y en cuáles son sus sentimientos, para poder lidiar con ellos de la mejor manera posible.

El niño no comprende cuándo o por qué sus padres ya no se quieren. Especialmente, cuando sus padres se pelean o muestran su frustración delante del pequeño, que no debería estar involucrado en discusiones sobre la separación. Por ello, es importante recalcar que el motivo del divorcio o de la separación nada tiene que ver con el niño. No es su culpa.

Los niños no siempre cuentan lo que les sucede sino que lo expresan con sus conductas. Puesto que el divorcio se presenta en cambios muy evidentes en la vida cotidiana, es muy probable que el niño sienta la inestabilidad de la situación y se bloquee en otros aspectos de su vida (colegio, amistades…).

Además, se debe evitar el uso de etiquetas cuando nos refiramos al otro progenitor: no existe un progenitor y uno malo, o uno estricto y otro permisivo. Este tipo de acciones resultan negativas para el menor porque les limita al percibir un prejuicio sobre uno de sus padres. Para ello, es bueno que los padres hablen juntos con el niño su decisión de separarse y de que va a ver a ambos padres frecuentemente. De esta forma, el niño se sentirá seguro y no dividido por tener que elegir un “bando” en una “batalla”.

Se hablará con el niño sobre cuándo estará con qué progenitor y que sus padres nunca dejarán de quererle ni dejarán de ser sus padres. Que el divorcio es algo de la pareja y que no debería perjudicar la relación con los hijos. Es importante cumplir con los horarios de visita o con la custodia compartida pactada.

Por último, es importante explicar la situación a personas que se relacionan con ellos de forma cercana: en el colegio, por ejemplo. Los niños pueden comportarse de manera extraña como expresión de lo que ocurre en casa: agresividad, tristeza, que finja ser un bebé… Por ello, los que les rodean deben comprender la situación para poder saber cómo tratar al niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Website Protected by Spam Master


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>