¿Cuál es el perfil de un abusador?

Mediante la confusión, engaño, poder o fuerza sobre la víctima, el abusador trata de dominarle y agredirle. Normalmente, se valen de la confianza o de su autoridad (moral o simbólica) para llevar a cabo el abuso, con su propia satisfacción sexual como objetivo.

El abusador de menores puede ser alguien que proviene de familias rotas o violentas (en las que ha habido desde maltrato físico hasta abusos sexuales). Aunque no siempre es así, puede ser alguien protector, aparentemente cuidadoso y cariñoso con los niños.

En ambos casos, son personas con desajustes emocionales muy profundos que a veces vienen acompañados de problemas con las drogas o de un trauma por haber sufrido previamente abusos en primera persona. Todo esto hace que su escala de valores quede deteriorada y que busquen el sexo en menores, en víctimas vulnerables e indefensas, y no en su grupo de iguales.

Sea como fuere, tienden a valerse de una confianza previa que el niño deposita en el abusador o de su posición de superioridad ante el niño. Esto hace que pueda ser cualquier persona:

  • Dentro del entorno familiar: un padre o padrastro, un hermano, un tío con el que tenga especial relación… Se valen de la necesidad de cariño del niño y dejan a la víctima sin referencia moral e impotente al ver que el enemigo está en su propia casa.
  • Cuando es una autoridad moral/simbólica: un consejero espiritual, psicólogo, médico, un profesor… que se valen de su autoridad y utilizan el argumento de que así se llega a una correcta madurez personal. Así, rompen por completo la escala de valores del niño.
  • Otros iguales al niño: son niños que obligan o amenazan a la víctima, confundiéndola y dejándola con miedo a revelar los hechos o acusar a los abusadores.
  • tanto dentro del entorno familiar como alguien desconocido:

Muchas veces se aprovechan de la confianza del niño puesta en el adulto para hacer un pacto de silencio con la víctima, que confundida o con miedo, calla y acepta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *