Dar una bofetada a tu hijastra con la que convives es un delito de maltrato intrafamiliar

En febrero de 2013, un hombre mayor de edad y sin antecedentes propinó a la hija de su esposa (ambas convivían en el mismo núcleo familiar con él) una bofetada. El acusado estaba enfadado por la ausencia de su hija, de 13 años de edad, durante tres días seguidos sin el consentimiento de su esposa o el suyo. En una discusión con la menor, le dio una bofetada por una grave desobediencia, según alega el acusado. Cabe añadir que la menor tenía una relación similar a la paterno filial con el acusado, debido a que participaba activamente en la educación de la menor.

El Tribunal Supremo ha dictado este 8 de noviembre una sentencia por la que se condena por maltrato familiar a un hombre por pegar a su hijastra con la que convivía. La hija de su actual esposa, era menor pero no llegó a ocasionarle lesión alguna.

Aunque la Audiencia Provincial de Barcelona absolvió al acusado, el TS afirma que el condenado no podía ampararse en el derecho de corrección al no estar en ejercicio de la patria potestad de la menor. Por ello, sentencia que es un delito de maltrato en el ámbito familiar y condena al hombre a 28 días de trabajos en beneficio de la comunidad y privación del derecho de tenencia de armas por un año y un día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *