Diferencias entre el matrimonio y la unión de hecho en el acceso a la pensión de viudedad

Son muchas las dudas existentes entre los derechos que se otorgan en un matrimonio y los que se otorgan en una unión de hecho. Existen múltiples diferencias a tener en cuenta. Entre ellas, el acceso a la pensión de viudedad de la Seguridad Social, que variará dependiendo de la figura jurídica que haya formado la pareja.

Si la pareja formaba un matrimonio cuando uno de los cónyuges falleció, se tendrá derecho a acceder a dicha pensión. La duración del matrimonio o los ingresos del miembro viudo serán indiferentes a la hora de acceder a ese derecho de pensión.

Sin embargo, cuando la pareja era una unión de hecho, se deben acreditar una serie de cosas a tener en cuenta:

  1. La duración de la unión de hecho: La pareja debió haberse mantenido en esta figura un mínimo de dos años de manera ininterrumpida cuando se dio la defunción. Es decir, que deberán probar su unión de hecho durante al menos dos años con una certificación expedida por el registro de uniones que corresponda (por lo que han debido estar debidamente inscritos en dicho registro esos dos últimos años).
  2. Cinco años de convivencia: Aunque la inscripción de la unión de hecho sólo exige dos años antes del fallecimiento, se deberá probar que la pareja estuvo conviviendo los cinco años anteriores. Esto se puede probar a través del certificado de empadronamiento en el que deberá constar que vivieron en la misma residencia.
  3. Los ingresos del viudo/a: Si los ingresos de la persona superviviente superan un límite, no podrá tener acceso a dicha pensión de viudedad. El límite varía de una Comunidad Autónoma a otra.

Si busca más información o asesoramiento sobre estos temas, consulte con abogados especializados en el Derecho de Familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *