Dos madres son detenidas por presunto delito de abandono de sus cuatro hijos para irse de copas

En Málaga, dos mujeres han sido detenidas por un presunto delito de abandono de sus cuatro hijos de entre 12 y 4 años de edad.

Los hechos se dieron a las dos de la madrugada de la noche del martes al miércoles. Un niño de cuatro años comenzó a pedir auxilio por la ventana y decía que tenía frío y sueño. Un vecino que le escuchó llamó a la Policía Local.

Una unidad del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local se personó en la casa donde se encontraba el menor solo. Se encontraron la puerta del domicilio cerrada con llave y las ventanas protegidas con barrotes, por lo que no podían acceder a él. El menor les ofreció unas llaves y les facilitó un número de teléfono para llamar a sus familiares, sin éxito. Se vieron obligados a acudir a efectivos del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga para romper una de las ventanas y poder sacar al menor de la casa.

Una vez rescatado el menor de cuatro años, vieron que aquél no era su domicilio sino el de una amiga de su madre. Sus hermanos, de 12 y 5 años, se encontraban en su domicilio real junto con el hijo de la amiga de la madre, de 7 años de edad. El pequeño de cuatro años les condujo a dicha vivienda y les abrió la menor de 12 años, sola y a cargo de los otros dos pequeños antes mencionados.

Al inspeccionar la vivienda, realizaron un informe con fotografías sobre las condiciones de insalubridad en las que hallaron a los menores y la poca prudencia al dejar a menores solos en una casa sucia y con ropa peligrosamente cerca de las estufas.

Dos horas más tarde de rescatar al primer menor, la madre de tres de los menores –colombiana de 37 años– se presentó en el lugar con síntomas de embriaguez, tras haber salido de copas de la otra mujer, madre del otro pequeño. Fue entonces detenida por delito de abandono temporal de sus hijos quienes, al no tener más familia en España, fueron llevados al Servicio de Protección de Menores de la Junta.

La otra mujer –de nacionalidad rusa y de 29 años de edad– no pudo ser localizada hasta la mañana del día siguiente, alrededor de las 11:30h. También presentaba síntomas de embriaguez y fue arrestada por el mismo motivo que la mujer anterior. El pequeño, hijo de ésta, fue entregado a la abuela paterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *