Dos millones de menores explotados

El último informe del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) publicado con motivo del 30 de julio, Día Mundial contra la Trata, escrito por María José Castaño Reyero (investigadora de la Universidad Pontificia de Comillas), revelaba datos espeluznantes sobre la trata de seres humanos. Según la autora, este comercio de personas llega a mover entre 6.000 y 9.000 millones de euros.

Uno de los temas que toca el informe es el de los menores explotados en el comercio sexual: dos millones de menores están siendo explotados en todo el mundo. El estudio cita los datos de UNICEF sobre la prostitución de menores, su adopción ilegal en países extranjeros, el tráfico de órganos, el secuestro de estos menores para llevarles a conflictos armados u organizar tramas de mendicidad.

Expone un problema que se extiende sobre la trata de menores: los “bebés ancla”, especialmente vulnerables. Estos bebés son utilizados por padres falsos para poder entrar en un territorio y permanecer de forma irregular en él. Además, también son utilizados por los que llevan a cabo la trata para presionar y coaccionar a la madre del niño a prostituirse.

Los menores son un sector vulnerable de la población que debe ser protegido. La explotación sexual es un mal que debe ser erradicado en las diferentes sociedades del mundo, tomando al menor como una prioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *