Los efectos del abuso sexual

Tras una agresión de abuso sexual, que es un suceso traumático, existen unos efectos que perjudican a la persona en varias áreas de su vida. Aunque se tiendan a “olvidar” los casos traumáticos, siempre aparecen de alguna manera:

  • Puede ser que desarrollen un impulso a la repetición (siendo la persona la que abusa de otros o volviéndose a ver inmerso/a en situaciones parecidas).
  • Pueden tratar de defenderse de la sexualidad, evitando las relaciones sexuales en general, sintiendo una gran aversión hacia ellas.

Se trata de una cicatriz en la vida sexual, que se comienza a vivir como una amenaza, que afecta en todos los ámbitos de la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *