El 95% de los secuestros parentales se producen durante el verano

Hemos conocido esta semana varios datos hechos públicos por el Colectivo de Padres y Madres contra la Sustracción Parental a través de diferentes medios de comunicación. Sus cifras señalan de manera alarmante que el 95% de los secuestros de menores por parte de uno de sus progenitores se producen durante el verano. El largo periodo vacacional en el que los menores pasan más tiempo con sus progenitores suele ser aprovechado por el cónyuge insatisfecho con el acuerdo de custodia para sustraerlos, en muchas ocasiones incluso llevándoselos al extranjero.

Este colectivo señala, además, que en la mayoría de las ocasiones es la madre del menor la que se lo lleva fuera de España, donde actualmente se producen unos 200 casos de este tipo de sustracciones cada año.

Tras conversaciones con este colectivo y otras asociaciones y, tal y como informaba Europa Press, el Ministerio de Justicia, a través de la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional, última un protocolo o guía de pautas a seguir por parte de las instituciones implicadas y de los progenitores o familiares que son víctimas de secuestros internacionales de menores a cargo de sus padres.

robo-nina

En despachos como Patón & Asociados tratamos de ayudar a esos padres en la recuperación de sus hijos, que muchas veces se encuentran en otros países o incluso en paradero desconocido y hemos publicado ya en este blog los pasos clave para tratar de resolver eficazmente un proceso de sustracción de menores.

Recordamos que, según el artículo 225 bis del Código Penal, hablamos de los casos en los que uno de los progenitores sustrae a un hijo menor sin causa justificada para ello, incumpliendo el acuerdo de custodia alcanzado tras un divorcio. Éste es un delito castigado con penas de 2 a 4 años de prisión, además de la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de 4 a 10 años.

ANAR 116000Al entrar en juego ordenamientos jurídicos distintos y autoridades de varios países, los casos de sustracción internacional a los que hace referencia el Colectivo denunciante suelen los más complejos de resolver y, dependiendo de las circunstancias, la recuperación del menor puede demorarse entre 6 meses y varios años.

Según los datos de la Fundación ANAR que, gracias a un convenio con el Ministerio del Interior, gestiona el número de teléfono 116000 para casos de niños desaparecidos, en 2015 el 16,8% de las llamadas recibidas estuvieron relacionadas con los secuestros parentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *