El ‘caso Carrascosa’: un caso muy mediático

El caso Carrascosa es un caso que ha tenido una grandísima repercusión mediática por lo doloroso de la situación por todas las partes implicadas. Se trata de uno de los múltiples casos en que una madre pierde a los hijos por sustracción.

María José Carrascosa –de origen valenciano– residía en Estados Unidos durante los cinco años que duró su relación de matrimonio con Peter Innes (nacional), tiempo en el cual tuvieron una niña. En noviembre de 2004, Carrascosa sustrajo a la hija que tuvo con el norteamericano llevando a la pequeña a España a residir en el país con ella.

El caso se vio encallado durante casi dos años y medio debido de las denuncias y acusaciones –algunas de ellas se probaron falsas– que la pareja se cruzó a lo largo del proceso y a la incógnita sobre qué país era el competente para buscar una solución a dicho conflicto. Así pues, un juzgado de Valencia denegó la devolución de la niña el 6 de julio de 2005 alegando que no existía sustracción de menores. Esta no fue la sentencia de Nueva Jersey quien acordó que la madre debía devolver a la niña en un periodo máximo de cinco meses. Sin embargo, Carrascosa desoyó a este Tribunal Superior norteamericano teniendo indeseadas consecuencias para ella. Como consecuencia y tras los procedimientos judiciales oportunos, Carrascosa fue sentenciada a 14 años de cárcel. Innes, tras el ingreso en prisión de su exmujer, pidió su liberación para poder llevar a cabo los procedimientos para conseguir una custodia compartida.

La niña acabó viviendo con sus abuelos maternos en España, sin sus padres: con su madre sólo trata por teléfono y no ha vuelto a tener contacto con su padre desde que habló por teléfono con él en 2007. Un caso desafortunado como éste nos muestra que la sustracción de menores puede tener consecuencias desastrosas tanto para ambos padres como para los propios hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *