El derecho de los abuelos a ver a sus nietos

En un proceso de divorcio en el que hay menores, no es inusual que los abuelos se vean perjudicados. Llegan los cumpleaños de los nietos o las navidades y ven reducido su derecho a verlos. ¿Tienen los abuelos algún tipo de protección legal cuando se presentan este tipo de situaciones?

Durante un procedimiento de divorcio, debería animarse a los abuelos a que se contemple este derecho y así impedir que una mala relación entre la pareja que se divorcia o incluso la mala relación de los abuelos con sus propios hijos pueda perjudicar a la relación que tienen con sus nietos.

En nuestro Código Civil, se contempla este derecho en el artículo 160, que para que sea ejercido los abuelos pueden interponer una demanda reclamando un régimen de visitas para con sus nietos, en el caso de que no exista una causa justa que pueda impedir dicha relación. Recientemente, el Tribunal Supremo sentenció que la mala relación de los abuelos con los progenitores no es una causa justa para no dejarles ver a sus nietos.

La existencia o no del régimen de visitas de los abuelos (y de sus condiciones) lo determinará el Juzgado de Primera Instancia competente. Dependiendo de la edad de los nietos, la relación previamente existente (o no) de los abuelos con los menores, de a qué progenitor se le otorgó la custodia de los menores y otras variables, se dictará un régimen de visitas idóneo a la situación familiar.

Mantener la relación de los abuelos con sus nietos puede ser un elemento fundamental para un menor en un proceso de divorcio, expuesto a tantos cambios. Por ello, es necesario que se luche por este derecho de los abuelos (que también lo es de los menores) que puede resultar tan beneficioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *