El momento en que nos olvidamos de la custodia compartida

Muchos tienen la percepción de que cuando una pareja se divorcia y tiene hijos, la custodia compartida es la solución más frecuente. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Esta situación lleva arraigándose desde hace varios años: por ejemplo, en el 2011, los datos nos contaban que sólo en un 12% de los casos de divorcios se concedía la custodia compartida. Y del porcentaje restante, sólo el 5% fue otorgado al padre.

Sin embargo, es una tendencia que va creciendo lentamente. El año pasado, la custodia compartida se dio en el 17,9% de los casos (un total de 9.032 casos). Pero no nos olvidemos de la fotografía completa porque aún queda mucho por hacer: de las 94.885 sentencias de divorcio (entre parejas de distinto sexo), los hijos fueron dados a la madre en 38.260 casos frente a los 2.804 que fallaron a favor del padre.

Cuando el niño se ve despojado de uno de sus progenitores, no es infrecuente el distanciamiento de los hijos con uno de sus padres. Algunos hablan de la existencia del Síndrome de Alienación Parental (SAP), que provocaría el rechazo contundente del menor hacia el progenitor que ve en menor medida.

Aunque un proceso de divorcio siempre es complicado y delicado en múltiples aspectos, la prioridad siempre deberá ser el menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Website Protected by Spam Master


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>