¿En qué afecta la crisis a un divorcio?

Cuando una pareja se separa o divorcia y tienen descendencia menor de edad o dependientes de sus padres, se establece una pensión de alimentos para estos últimos. Esta pensión la facilita el progenitor que no ostenta la custodia para contribuir con los gastos que su descendencia pueda ocasionar al progenitor custodio.

Existen dos formas para determinar la cantidad en concepto de pensión de alimentos: de mutuo acuerdo o por medio de la vía judicial a través de una sentencia. Para fijar esta pensión, se tienen en cuenta varios factores. Entre ellos, los ingresos que reciben cada progenitor. Sin embargo, las condiciones con las que se determinó la pensión pueden variar a lo largo del tiempo dependiendo de las circunstancias económicas o personales de ambos progenitores.

Por ejemplo, si la situación de crisis ha afectado a sus ingresos, la ley les protege admitiendo rebajas y extinciones de dicha pensión. Si las condiciones en que se ha fijado la pensión varían sustancialmente y tienen un grado de permanencia en el tiempo (no una situación coyuntural), se puede solicitar una modificación de medidas.

Con todo, siempre prevalecerá el interés del menor antes que las necesidades de cualquiera de sus progenitores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *