¿Es siempre la custodia compartida la mejor opción?

La custodia compartida después de una separación conyugal hasta hace poco era la excepción en España, pero se va convirtiendo en habitual. Durante 2013, último año del que hay datos, el 17.9% de las parejas divorciadas se acogió a este régimen. Hasta antes de esa fecha, alrededor del 80% de las custodias se concedían a la madre, salvo incapacidad demostrada.

Precisamente un caso registrado hace pocas semanas en Murcia en el que se negó la custodia de un menor a su madre por “grave inestabilidad emocional”, trae a la luz este debate. ¿Es realmente la custodia compartida la mejor opción? En el caso mencionado, la Audiencia Provincial determinó que el padre es el progenitor idóneo para el desempeño de la custodia, puesto que la madre habría acreditado una atención bastante defectuosa al niño.

De cualquier forma, para que la custodia compartida sea viable deben darse ciertas condiciones, por ejemplo que los domicilios de ambos padres estén cerca y que exista una buena comunicación y relación entre la expareja. Esto es fundamental, pues de lo contrario podría conllevar más efectos negativos que positivos para el menor. También es pertinente añadir que la custodia compartida no se puede ver como una forma de abaratar la pensión de alimentos, pues bajo este régimen los gastos no se dividen por la mitad, sino que se tienen en cuenta los ingresos de cada uno.

Cada caso es distinto, pero lo importante para una pareja que tiene hijos en común y que decide separarse, es saber que existe asesoría legal especializada para ayudarlos a determinar lo que es mejor para ellos y a evitar errores en el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *