Japón y el secuestro parental

La sustracción internacional de menores por parte de sus padres es un fenómeno que crece cada año debido al aumento de parejas de diferentes nacionalidades. Generalmente sucede en procesos de separación o divorcio cuando uno de los progenitores se lleva a los hijos a su país de origen, impidiendo o dificultando la comunicación de los menores con su otro progenitor.

Uno de los países que tiene lagunas legales sobre este tema es Japón, en que no hay una ley que proteja a los menores cuando suceden estos casos. Y, aunque recientemente el país se suscribió al Convenio de La Haya, no siempre es tan sencillo recuperar a un hijo si es sustraído en dicho país.

A raíz de la multitud de casos de sustracción en dicho país, un padre estadounidense residente de Japón creó una asociación llamada Kizuna, con el objetivo de ayudar a los padres que se ven en la impotencia de no poder recuperar a sus hijos. Según el fundador de la asociación, el país retiene alrededor de 400 menores norteamericanos y es difícil que los tribunales devuelvan al menor a su país habitual de residencia o a su padre, debido a su cultura. En más de la mitad de los casos de divorcio en Japón, los menores no vuelven a ver al padre.

Os recomendamos este artículo en que se expone el caso de padres españoles que se encuentran en la frustración de no poder recuperar o ver a sus hijos, que se encuentran con su madre nipona.

One thought on “Japón y el secuestro parental

  1. En Alemania , el castigo asciende hasta cinco anos de prision efectiva para quien cometiere este delito, y si fuera un secuestro parental internacional, se ordena la captura internacional del padre secuestrador a traves de Interpol .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *