¿La sustracción de menores es un delito en España?

“El traslado de un menor de su lugar de residencia sin consentimiento del progenitor con quien convivía habitualmente”.

Esta es la definición de sustracción del menor que nos ofrece el Código Penal español que, actualmente, es un delito penado con cárcel (hasta dos y cuatro años en prisión). Sin embargo, esto no siempre fue así. Hasta que el Código Penal no sufrió la reforma en el año 2002, no se consideraba delito y era penado con una multa. Esto permitía que uno de los progenitores –separado del otro – viajara con su hijo a otro país lejano de donde residían anteriormente, sin avisar al otro (que era quien tenía atribuida la custodia) o darle alguna explicación.

La sustracción del niño no es recomendable en ningún caso ya que puede tener efectos adversos para el menor y provocarle daños psicológicos. Si se realiza una sustracción del menor se puede llegar a perder su custodia por completo y está castigado con pena de cárcel (hasta 2 y 4 años). Lo mejor para todas las partes implicadas es la obtención de un acuerdo sobre la custodia del menor.

Si usted se encuentra en esta situación, le recomendamos que contacte con abogados especializados en la sustracción parental de menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *