Los divorcios de mutuo acuerdo sin hijos a cargo se pueden formalizar ante notario

A partir del día 23 de julio, los que deseen divorciarse podrán hacerlo ante notario, sustituyendo así la figura del juez en este procedimiento. Se podrá acceder a esta opción siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que no existan hijos menores a cargo de la pareja.
  2. Que no haya personas con discapacidad a su cargo.
  3. Si el divorcio es de mutuo acuerdo.

La norma publicada el viernes pasado en el BOE pretende facilitar la labor de los juzgados, impidiendo la saturación de casos en los mismos. El fin de esta Ley es regular situaciones en las que no existe un conflicto directo entre ambas partes. Trata de atender a la necesidad de los ciudadanos a la hora de obtener una resolución judicial cuando existe acuerdo entre los afectados. De esta forma, si los 50.000 casos de este tipo, 18.000 de ellos (ése es el dato calculado por el Gobierno) son llevados por notarios u otras figuras, los jueces podrían reducir la cantidad de casos que llegan a los juzgados, dando agilidad a la resolución de casos que se acumulan anualmente.

Además, esta ley denominada Ley de Jurisdicción Voluntaria también permitirá tramitar bodas ante notario (aunque esto último sólo será posible a partir de 2017).

Esta Ley no sólo libera a los jueces de este tipo de tareas que no son estrictamente jurisdiccionales, también delega otros procedimientos no contenciosos como herencias o pequeños conflictos en empresas a los más de 3.000 notarios y 1.000 registradores españoles. Además, el ciudadano podrá elegir entre casarse ante un sacerdote, juez, alcalde, ante notario o, de forma gratuita, ante secretarios judiciales. Cabe añadir que la Ley de Jurisdicción Voluntaria admite con sus efectos civiles los matrimonios por otros ritos hasta ahora no reconocidos: budista, mormón, ortodoxo y de los testigos de Jehová.

La edad mínima para casarse se eleva a la misma que la del consentimiento sexual, pasando de ser los 14 años de edad –hasta ahora existía la opción de que un menor de esta edad se emancipara con el objetivo de contraer matrimonio– a los 16 años que contempla la nueva Ley actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *