Madre secuestra a sus hijos para sumarse al Estado Islámico

La sociedad holandesa se encuentra conmocionada por un nuevo caso de sustracción de menores, que ha adquirido rápida relevancia internacional. Se trata de una ciudadana chechena refugiada en Holanda desde 1999 que el pasado mes de Octubre desapareció de Maastricht junto a sus dos hijos, Luca y Aysha, de ocho y siete años, respectivamente. Nadie conocía su paradero hasta finales del año pasado, cuando anunció a través de su perfil de Facebook que ya estaba junto a sus pequeños en Raqa, “la capital del Estado Islámico”, y que se encontraban muy bien.

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos, el 29 de Octubre de 2014 la mujer retiró a los niños de la escuela donde estudiaban y se los llevó rápidamente. El director de la escuela, al ver una actitud sospechosa llamó al padre, quien alertó a la policía inmediatamente. Aunque pocas horas después se emitió una orden de arresto internacional, la madre logró sacar a sus hijos del país con documentos falsos pasando por Bélgica y Grecia antes de salir de Europa.

El caso adquiere nuevamente relevancia ante la confirmación oficial del secuestro por parte de la Fiscalía Holandesa. El padre de los menores confesó que al ser su esposa musulmana secular radical temía que pudiera sustraer a los niños para llevarlos al Estado Islámico, pero que en varias visitas realizadas por los servicios sociales no se detectó mayor peligro. Según expertos, el panorama actual no es alentador, pues no hay manera de reclamar a los niños a ningún estado firmante del Convenio de La Haya (1980) sobre la sustracción internacional de menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *