Ningún condenado por delitos sexuales podrá trabajar en centros educativos

Todos los trabajadores de centros educativos deberán acreditar que están limpios de cualquier condena por delitos sexuales si quiere continuar o comenzar a trabajar en él. Éste es el nuevo acuerdo al que han llegado el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas para garantizar una protección efectiva a los menores. Esta medida afecta a todos los docentes y al resto de personal que tenga trato directo con menores: servicios de transporte del centro, asistencia de comedores escolares, cuidado de menores fuera del horario lectivo o profesores de extraescolares.

Las administraciones educativas deben solicitar a su personal que ejerza actividades que impliquen un contacto habitual con menores que acrediten un certificado negativo de antecedentes del Registro Central de delincuentes sexuales, en la mayor brevedad posible. Todas las personas que quieran ejercer en un centro docente deberán acreditarse con dicho documento.

Dicha certificación se podrá obtener a través del Registro Central de Penados, hasta que entre en funcionamiento el Registro Central de delincuentes sexuales. También se podrá obtener a través de la administración educativa: se podrá dar a la misma el consentimiento para que pueda consultar sus datos directamente.

Esto también incluye a empresas con servicios que impliquen este contacto con menores habitual que soliciten la acreditación pertinente de sus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *