Ordenan restituir al menor a quien su madre retuvo en otro país sin consentimiento paterno

La pareja y el menor de nacionalidad Venezolana, país donde se encontraba su residencia habitual, han vivido un típico caso de sustracción internacional de menores.

El día 25 de junio de 2013, el padre del menor firmó una autorización para que su mujer pudiera realizar un viaje con el pequeño a España del 7 al 19 de agosto. Sin embargo, su mujer permaneció con el hijo –actualmente de ocho años de edad– en Málaga, sin retornarle a Venezuela.

No fue hasta junio de 2014 cuando el padre comunicó al Gobierno español la sustracción con el fin de aplicar el Convenio de La Haya, ya que la mujer se oponía a retornar al menor, reteniéndole de manera ilícita en España. En febrero de 2015, la juez de familia sentenció la devolución del menor, ya que ambos ostentaban la custodia del niño y la restitución no supondría un riesgo físico ni psíquico para el menor.

Dicha sentencia fue recurrida por la mujer ante la Audiencia de Málaga, alegando que el padre ha visitado varias veces a su hijo en Málaga, donde tienen una vivienda, y que envía dinero para la manutención. Según la progenitora, el menor desea permanecer en España y, añadió, que ella estaba sometida a maltrato físico y psicológico por parte del hombre. El tribunal desestimó los motivos que ella expuso, confirmando la sentencia de la juez de familia.

Así, el menor deberá ser restituido a Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *