¿Cómo prevenir los abusos sexuales a un niño?

Es posible evitar situaciones indeseadas como lo es un abuso sexual a un menor. Para lograrlo, es importante crear el clima adecuado a través de una serie retos:

Es importante que en la familia se sientan cómodos de hablar de cualquier cosa: sus preocupaciones, sus alegrías, lo que le extraña, lo que le pasa… que el niño sienta que puede compartir cualquier cosa con su familia, incluso lo que pasa en el colegio. Debemos enseñarle a distinguir entre secretos malos que es bueno que cuente a alguien de la familia rápidamente y otros que son de cosas buenas y que puede guardar.

Muchos son los que recomiendan no abusar nunca del castigo físico (cachetes, por ejemplo) con los niños porque es posible que perciban su cuerpo como algo que no les pertenece y que puede ser agredido. Si esto pasa, es posible que si sufre cualquier otro tipo de agresión la vea como normal. Por ello, es importante enseñar al niño desde muy pequeño que su cuerpo le pertenece, que tiene derecho a poner límites y distinguir entre los diferentes tipos de caricias para poder decir NO a las malas.

También es necesario contarle al niño que no siempre todos los adultos son buenos. Que a veces alguien a quien conocemos mucho o completos desconocidos quieren hacernos mal (caricias, por ejemplo). E igual que no aceptamos cosas de desconocidos ni abrimos puertas a extraños, no debemos aceptar las cosas malas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *