¿Prima la privacidad del pederasta o la seguridad de los menores?: Portugal ya ha decidido

El gobierno de Lisboa acaba de aprobar la creación de un listado que incluya a los pederastas condenados por delitos de abusos sexuales a menores. A dicha lista, tendrán acceso todos los padres que tengan hijos menores de 16 años. Éstos, si tienen sospecha sobre una persona en concreto, podrán acercarse a una comisaría que deberá informarle si el nombre del sospechoso figura en la lista o no.

Durante la creación de la lista, todos los que hayan sido condenados por este tipo de delitos deberán de informar sobre su lugar de residencia y trabajo en los siguientes quince días. Dependiendo de la pena que tuvieran que cumplir en prisión, su nombre figurará más o menos años en dicha lista.

Además, el Ministerio de Justicia portugués ha realizado la propuesta de que a los condenados por delito de pederastia no se les permita aceptar empleos en los que tengan un contacto directo con menores (por un periodo entre 5 y 20 años).

Esta ley ha sido aprobada por consenso de los partidos conservadores de Portugal (democristianos y socialdemócratas), en su lucha contra los abusadores sexuales. Con todo, el Partido Socialista y el Partido Comunista Portugués se han mostrado muy críticos ante esta nueva ley: afirman que está constitucionalmente prohibida y que impide la rehabilitación del condenado. Tampoco era plato de buen gusto para el Consejo Superior del Ministerio Público o la Comisión de Protección de Datos quien dejó claro que era una ley desproporcionada e inadecuada, amenazando “la seguridad, el orden y la tranquilidad pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *