¿Puedo desheredar a mi hijo si me maltrata psicológicamente?

El maltrato a ancianos es una realidad creciente y silenciosa en España, porque la mayoría de veces los agresores son los propios hijos, y las víctimas sufren en secreto y no denuncian. Sin embargo, existe una medida legal que estos adultos mayores pueden tomar, sin tener que perjudicar judicialmente a sus hijos y victimarios y que se aplicaría después de su muerte, que es la desheredación.

Según el Código Civil Español, el maltrato físico o psíquico es una “causa justa” para desheredar a un hijo, y esto solo puede hacerse expresando testamento ante notario, especificando las causas de la eliminación de los derechos de sucesión de ese heredero. Es necesario que el detonante sea lo suficientemente grave, como maltrato físico, negación de pensión alimenticia o intento de asesinato; y que esto pueda comprobarse. Si después de la muerte del progenitor el desheredado quiere apelar la decisión ante los tribunales, debe negar la imputación considerándola injusta y demandar a los otros heredados para pedir que se reconsidere la causa.

Dos sentencias dictadas en los últimos meses por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo han vuelto a poner en vigencia este tema, y los despachos de abogados especializados en derechos de familia han notado un aumento en las consultas sobre el tema, aunque hoy en día, son pocos los casos que se concretan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *