Qué es la mediación y los primeros pasos en España

Cuando hay un divorcio u otro tipo de conflicto lo usual que es las partes busquen el beneficio particular, lo que implica que una parte gana y otra pierde. En los últimos tiempos, la tendencia está cambiando: ahora muchos optan por la mediación, un proceso voluntario en que los involucrados en el conflicto trabajan con una personal imparcial para comprender mejor la situación y limitar el coste económico y moral que implica un procedimiento legal completo.

Su origen se remonta a culturas ancestrales y es pertinente apuntar que en 1945 las Naciones Unidas especificaron que la mediación es una de las mejores alternativas que los estados pueden utilizar para alcanzar la paz. En España, su implantación está apenas empezando. Se dice que es un proceso propio de la cultura anglosajona, donde se busca la participación de las partes implicadas para resolver un conflicto, mientras que en los países mediterráneos la formación en las escuelas de derecho siempre estuvo más orientada a litigar y a demandar.

Además, la mediación requiere profesionales cualificados para que se ejecute bien y cumpla con sus cualidades esenciales: ser voluntaria, informada, imparcial, equilibrada, segura y en los últimos términos, satisfactoria. La idea de utilizar este proceso es tener una visión más amplia de una situación particular, con perspectivas psicológicas y sociológicas para conseguir una solución individual y completa para cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *