¿Qué es la pensión de viudedad y quiénes son sus beneficiarios?

La pensión de viudedad provoca numerosas polémicas, especialmente cuando el fallecido o la fallecida ha estado casado más de una vez. Para evitar malos entendidos, conviene aclarar qué es la pensión de viudedad y cómo funciona.

Esta pensión se trata de una prestación económica que se otorga a las personas que han estado casadas o han sido pareja de hecho de la persona fallecida y que, además, cumplan con los requisitos que establece la ley. Esta pensión es de carácter vitalicio – salvo que se contraiga de nuevo matrimonio o que el beneficiario hubiese sido el causante de la muerte – con la pretensión de proteger a la persona viuda que queda en necesidad económica. Cabe añadir que es compatible con la pensión de jubilación, incapacidad o cualquier renta de trabajo.

Los beneficiarios de esta prestación económica pueden ser una o varias personas: según la normativa actual, recibirán la pensión el actual cónyuge o pareja de hecho en el momento del fallecimiento y, si estuvo casado el fallecido con anterioridad, sus anteriores cónyuges si cumplen algunos requisitos. Entre los requisitos están que el matrimonio anterior hubiese durado más de diez años o que tuvieran hijos en común y que entre el divorcio y la muerte no hayan transcurrido más de diez años. Esto siempre y cuando los casos de divorcio sean anteriores al 2008.

Si el divorcio fue posterior al 2008, sólo tendrá derecho a la pensión de viudedad los “ex” que sean víctimas de violencia de género o ya perciban una pensión compensatoria.

En todo caso, cuando existen más de un beneficiario con este derecho, la pensión será proporcional al tiempo de convivencia, asegurando al menos un 40% de la prestación al actual cónyuge en el momento del fallecimiento. En el caso de las parejas de hecho, estos porcentajes y condiciones varían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *