¿Qué tienen que ver los divorcios con las denuncias falsas?

La jueza decana de Barcelona, Dª María Sanahuja, ya manifestó públicamente su estupor en 2004 ante la proliferación de denuncias falsas en procesos de separación o divorcios. Además, mostró su reticencia ante las leyes de género y divorcio. Hasta el punto de que, en palabras suyas, se hubiera instalado “un pensamiento único que llevó a varias asociaciones a solicitar al CGPJ, en 2005, que me sancionaran y prohibieran hablar en público”.

Ella expuso que la recién creada Ley contra la violencia de género estaba sufriendo abusos, utilizando el Código Penal para la obtención de condiciones más beneficiosas en un divorcio o separación.

El juez Francisco Serrano también abogó por los que sufren por motivo de estas leyes: “Se estigmatiza al hombre y se protege a la mujer por el hecho de serlo”. Explicó la relación entre los suicidios de hombres y los divorcios. A lo que se contestó desde el Observatorio de los jueces para la Violencia Doméstica razonando que las denuncias falsas son un mito. Tras estas declaraciones, el juez denunció a la presidenta del Observatorio por injurias y amenazas.

Aunque no existen estadísticas oficiales que confirmen la existencia de denuncias falsas por violencia de género o por abusos, se debe tener en cuenta la situación: Muchas veces, debido a la presión mediática y social a la que se ven expuestos los jueces, les impiden poder archivar o absolver una denuncia… aunque no tengan indicios de ser verdad. Pero esto no impide que muchos hombres sean detenidos y en prisión preventiva en contra de lo que nos dicta la Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *