Un adolescente de 15 años es internado por abusar sexualmente de un niño de 4

Debido a la ingenuidad de un niño, es una de las principales víctimas de los abusos sexuales. Sin embargo, si se está atento a los indicios que muestra un niño que ha sido abusado, el delincuente puede ser descubierto.

Éste es el caso de un niño de cuatro años, procedente de la Ribera Alta (Valencia), que fue abusado por un adolescente de 15 años. El hecho fue descubierto por la madre del pequeño quien, al verle nervioso , sin poder dormir y sin querer quedarse sólo en la habitación, consiguió averiguar qué le tenía inquieto. Tratándole con cuidado y cariño, el menor decía que no podía contarle a nadie el “juego del culito y la pilila” porque el agresor le advirtió que sus padres le pegarían si se enteraba.

Al conocer esto, la madre de la víctima acudió a la Guardia Civil a presentar una denuncia, tras llevarlo a un centro de salud y ser trasladado a un hospital. Coincidieron en la credibilidad de las declaraciones del menor y comenzaron las investigaciones del caso.

Según el relato del abusado, el delincuente –que vivía a escasos metros de su domicilio– le  hubo mostrado un vídeo desde su teléfono en el que hombres y mujeres desnudos “hacían cosas”. Tras el vídeo, el abusador le instó a hacer lo mismo que acababa de visualizar. Así, el adolescente llevó al menor a un huerto que se encontraba cerca de un parque y le quitó la ropa para divertirse con el “juego del culito y la pilila”, insistiendo en que debía aguantar el dolor. Tras forzar al niño, le acompañó a su casa y se marchó.

Durante las investigaciones, el juez de menores decretó el internamiento del adolescente de 15 años por petición de la fiscalía, tras recibir el informe médico de la víctima.

Para estos casos tan delicados en que los más indefensos son abusados sexualmente, es necesario contar con un abogado especializado en estos temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *