Una mujer de Girona arroja a sus dos hijas por la ventana y se precipita ella misma después

Una madre de 42 años de edad arrojó a sus dos hijas, de once años y un bebé de 11 meses, por la ventana desde un piso 13 de un edificio en Gerona. Posteriormente, la mujer se arrojó también. Ésta es la primera y principal hipótesis que se manejan, debido a la posición de los cuerpos.

Los hechos ocurrieron este miércoles sobre las ocho de la tarde, en el estudio de arquitectura que tenía la mujer con su marido en el barrio de Güell-Devesa. Junto a una terraza de un bar fue donde cayeron los cuerpos de las pequeñas. Un cliente que se encontraba en dicho local, fue el primero el acercarse a la niña de 11 años, aún con vida. Llamó a la ambulancia pero los equipos sanitarios no pudieron hacer nada por salvarla.

En el lugar del terrible suceso se personaron ambulancias y bomberos, junto a varias patrullas de los Mossos d’Esquadra, la policía municipal e investigadores del grupo de homicidios y de la científica. La zona permaneció acordonada durante toda la noche. En principio, los mossos no han encontrado indicio alguno de que pudiera haber una cuarta persona en el interior del estudio que pudiera participar en los hechos.

Al parecer, a primera hora de la tarde, la mujer con sus dos hijas se cruzó con otra inquilina en el edificio. Esta inquilina asegura no haber encontrado nada extraño en las niñas o en la mujer. El marido de la fallecida y un tercer hijo de ambos, de 7 años de edad, se encontraban con los abuelos. Cuando los mossos localizaron al hombre y supo lo que le ocurrió a su familia fue necesaria la intervención de psicólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *