Una niña de 12 años con discapacidad víctima de abusos sexuales en un colegio madrileño

El colegio Sagrado Corazón (Madrid) ha sido el escenario de un nuevo y mediático caso de abusos sexuales a un menor. Este caso tiene una particularidad: la víctima, una niña de 12 años, tenía una discapacidad intelectual.

El agresor es también menor de edad (14 años) y, según la denuncia, abusó en varias ocasiones de la víctima. Aparentemente, los dos menores sufren dicha discapacidad, aunque la parte denunciante sospecha que esto no es así en el caso del agresor. Lo alarmante del caso es que, según las partes afectadas, los abusos ocurrieron en la clase con profesores presentes.

La primera en sospechar que algo estaba ocurriendo con dicha menor fue la propia madre de la víctima: su hija llevaba meses triste, con síntomas fuertes de nerviosismo exagerado como arrancarse el pelo, pintarse las extremidades o morderse las uñas.

Gracias al WhatsApp de su hija con una compañera suya del colegio, descubrió los abusos y que el menor había sido arrestado por agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional. Según la conversación mantenida con la amiga de la víctima a través de dicho chat, el agresor habría cometido dicho delito con “todas las chicas de apoyo”.

Cuando la madre preguntó a la pequeña sobre la veracidad de esta historia, la víctima confesó todo llorando. La progenitora contactó con el colegio explicando la situación y éste corresponsabilizó a la niña de los hechos por “no haberse negado” ante el agresor.

Desde la Inspección Educativa se estudia si el centro actuó de manera correcta en cuanto supo sobre el caso o si, por el contrario el director o la educadora cayeron en negligencia. En el caso de no encontrar una mala actuación, el caso sería archivado. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid confirmó que el colegio avisó a la Inspección tras llegarles la primera denuncia.

La familia de la víctima se encuentra preparando demandas contra la familia del agresor y contra el centro.

Si se encuentra en un caso similar o conoce alguna situación cercana a usted, contacte con abogados especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *